Estás escuchando

Title

Artist


Álvaro Jiménez: «Creo en mi equipo porque lo veo entrenar cada día»

Escrito por el 8 de abril de 2021

El extremo del Alba mandó en rueda de prensa un mensaje para la afición: «Solo puedo pedirles que sigan confiando en nosotros»

El Albacete Balompié ultima la preparación de su partido ante el Málaga CF. Antes del entrenamiento de la mañana del jueves, ha comparecido en rueda de prensa Álvaro Jiménez, extremo del conjunto manchego. Valorando la situación deportiva, comentó que «es muy complicado ahora intentar convencer a una persona con los hechos en la mano. No estamos fuera del descenso, no hemos ganado en Girona, no se te pueden escapar esos puntos, el Castellón hace un cambio para meterse atrás y gana el partido. Es que da igual lo que les digas. Solo puedo pedirles que sigan confiando en nosotros, que yo creo que mucha gente lo sigue haciendo. Que los que no quieran confiar en nosotros y no quieran sumar, que no sumen, pero que no resten. Y que yo y mis compañeros vamos a dar todo lo que está en nuestra mano para conseguir el objetivo».

Pese a los malos resultados y la situación clasificatoria, el cordobés cree en los suyos: «Si me estás preguntando si creo en el equipo o si creo en poder remontar… mi respuesta es sí. Creo en mi equipo y en mis compañeros porque yo los veo entrenar cada día. Hay intensidad, competencia, queremos más, lo intentamos todo. Entiendo que las palabras cansan, son meras palabras, pero la gente que convive con nosotros sabe del esfuerzo y de las ganas que tenemos de sacar esto», declaró.

Para conseguir la permanencia, el Alba debe empezar a sumar de tres en tres: «Tenemos que centrarnos en nosotros y no en el rival. Tenemos que intentar hacer el mejor partido del año en La Rosaleda. Necesitamos tres puntos vitales. Todo lo que no sea pensar en el Málaga no suma. Hay otros equipos que les había tocado jugar a las 14 horas. Es lo que hay. Da igual que te quejes porque va a seguir estando. Quejarse no suma. Todo lo que no sea creer, confiar en el equipo, ayudar, palabras positivas y pensar en Málaga no va a sumar. Qué más da el horario. Somos 11 contra 11. Hay que ganar y ya está», expresó el cordobés.

Los próximos tres puntos en juego están en Málaga y Álvaro se apoya en el cambio del equipo en lo futbolístico para obtenerlos: «Al final el equipo está trabajando bien, aunque no está siendo todo lo contundente que nos gustaría. Da igual cómo ha ido el partido si no llegan resultados, pero es verdad que si juegas de esta manera tienes más posibilidades. Tenemos que seguir por este camino e intentar conseguir los tres puntos antes el Málaga».

No obstante, aunque se muestre optimista, el cordobés también dejó ver su lado más humano: «No conseguir puntos te frustra. Estás más tenso con tu familia, con tus amigos, pero una vez que estás en el campo tiene que dejarlo de lado y centrarte en lo importante que es conseguir los tres puntos».

Álvaro ha sido protagonista en los últimos días por su empujón a Eduardo Vellando cuando fue sustituido ante el Espanyol por problemas físicos, y hoy, tras la pregunta sobre esa acción, lo ha negado ante los medios: «No fue un empujón, se tergiversa todo. No hay más polémica que los que quieran ver polémica». Además, ante el comentario de que en las imágenes se aprecia claramente el empujón, contestó: «Es tu opinión».

Pese a todo, Álvaro explicó su versión de los hechos: «Lo dejé claro con el doctor que es lo importante. Lo solucioné con él. No hay ningún problema. Yo no quiero crear más polémica, no quiero pensar más que en conseguir los tres puntos ante el Málaga. Lo que más importa es Málaga y el Albacete. Tengo un profundo respeto hacia todos los empleados del Club y los quiero muchísimo a todos. Si alguien interpreta que no tengo respeto por nadie, en este caso el Doctor Vellando, quiero aclarar que sí lo tengo».

«A afición, prensa, dirigentes, mi familia, a mí mismo…a todos. Quién ha jugado al fútbol sabe que se me juntaron un cúmulo de circunstancias, yo quería ayudar al Albacete y pasé de verme metiendo un gol y yendo a por el balón rápidamente para buscar la remontada, a hacerme mucho daño, intentar seguir, no poder y salir rápido para que mi compañero entrase rápido para buscar remontar el partido. Está mal, claro que está mal. Pero no es con ningún motivo de hacer daño público a nadie. Ni mucho menos», concluyó.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *